Infografías

Se realizó un análisis consolidado de las 101 iniciativas de las empresas miembro del CEADS, recibidas en 2016 y 2017 en dos instancias diferentes de recopilación, con el objetivo de entender hacia dónde van los esfuerzos en la construcción de la agenda local camino al 2030.

Por otro lado creemos que esta plataforma puede servir de marco para apoyar proyectos innovadores que sean de utilidad por las ideas y experiencias locales, generando asimismo intereses externos.

En este primer esquema lo que podemos ver es el total de objetivos presentes en las iniciativas recibidas agrupados de acuerdo al sector o industria al que pertenecen las empresas miembro del CEADS que han participado y la distribución de iniciativas en relación a dichos sectores.

Los ODS se clasifican en 5 grandes categorías de acuerdo con la temática que abordan. A partir del universo de iniciativas recibidas, se observa una buena distribución para las categorías Prosperidad, Planeta y Personas.

De manera más específica, a través de esta gráfica, se muestra la cantidad de iniciativas recibidas por ODS. Como podemos observar el ODS 4 -Educación de Calidad, junto con el ODS 12- Producción y Consumo responsable son los más seleccionados por las iniciativas con un 15%, seguidos por el ODS 3- Salud y Bienestar y el ODS 8- Trabajo decente y crecimiento económico con un 10% y el ODS6- Agua limpia y Saneamiento, ODS 7- Energía asequible y no contaminante y ODS 15- Vida de Ecosistemas Terrestres con un 8%.

Teniendo en cuenta que cada ODS posee Metas asociadas en algunos casos se logró observar ciertas Metas mayormente abordadas para algunos de los Objetivos seleccionados.

La forma que tenemos de medir el desempeño es usualmente a través del uso de indicadores. Los indicadores o KPI que elegimos son la clave para evaluar la situación en la que estamos y determinar momento a momento si estamos avanzando o no en el cumplimiento del compromiso asumido.

Analizando las iniciativas recibidas, lo que encontramos es que casi la mitad de ellas poseen indicadores de desempeño, lo cual es muy positivo. Sin embargo, debemos destacar que en muchos casos los indicadores empleados para evaluar nuestro desempeño no necesariamente nos sirven para evaluar el grado de cumplimento de la Meta del ODS a la que apuntamos. Ése es el desafío que tenemos para los meses venideros. Debemos trabajar en no solo en determinar con qué Objetivos podemos contribuir diariamente en las acciones que tomamos sino también cómo medir el grado de cumplimiento del desafío asumido de manera consistente con lo establecido por los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Unificar los indicadores será una tarea clave para aunar todas las acciones de cara al ODS.

A continuación, podemos ver la interconección entre los Objetivos. Casi todos los ODS tienen relación, algunos más cercana, otros de manera más indirecta con el resto de los Objetivos.

Esta conexión va a ver potenciada a través de las alianzas. La alianza es finalmente es quien le va a dar escala a las iniciativas y las contribuciones particulares podrán generar el impacto en el largo plazo.

En la mayoría de los casos, para llevar adelante las iniciativas presentadas, las empresas se valieron de distintas alianzas. Ya sea con el sector público, con otros privado o a través del vínculo con otras Organizaciones, los impulsores de las iniciativas han generado una red de contacto sin la cual hubiese sido difícil siquiera plantearse la posibilidad de implementar las acciones requeridas para el compromiso asumido.

Al igual que el año pasado la tendencia se sostiene, siendo, las alianzas con las Organizaciones de la Sociedad Civil las más representativas con un 54% seguidas por las alianzas con el Sector Público con el 46%.

No se admiten más comentarios